ACB y BCL
LF
clubestudiantes.com
Recibe el Boletín Semanal
29.04.2018       Cambiar tamaño de texto
enviar noticia  imprimir noticia
No hubo opción de matar a otro gigante (75-92)

La sección de baloncesto del Real Madrid CF traía aprendida la lección de lo que les había pasado a otros campeones a los que se ha enfrentado Movistar Estudiantes (Valencia BC, Barça Lassa, Banvit, Umana Reyer…), y demostró que el derbi madrileño es algo muy serio. Pese al ambientazo vivido en la grada, los merengues venían entrenados del OAKA: dominaron en rebote y defensa, con un destacado Tavares, haciendo inútiles los intentos colegiales de cambiar la situación.

El derbi siempre es el derbi, aunque algunos lo llamaran “descafeinado”: empezó con 13.200 personas, incluidos muchísimos hinchas del otro club de la capital, vistiendo las gradas del WiZink Center del ambiente de las grandes ocasiones y con los dos equipos corriendo y dejándose la piel en cada balón. Los de casa haciendo caso al precioso tifo de la Demencia: “Ramireño, nunca dejes de luchar”. 

Movistar Estudiantes venía con optimismo e ilusión ante un nuevo reto de “matagigantes”: a lo largo de la temporada ya habían superado al campeón ACB Valencia Basket, por dos ocasiones al de Copa FC Barcelona Lassa, el de Lega italiana Umana Reyer Venezia o el de Copa turca Banvit. ¿Por qué no?

Dago Peña era la “sorpresa” en el quinteto inicial de Movistar Estudiantes junto a los habituales Omar Cook,  Sylven Landesberg, Goran Suton y Alec Brown. Los dos interiores eran los protagonistas colegiales en el igualado arranque (9-8).

Los únicos ramireños no adoptivos en la pista eran Brizuela, Vicedo y Reyes; pero el resto parecían haber mamado de pequeños tardes de Internado, Nevera y Magata: ¡qué manera de correr al contraataque! Eso sí, los 2.22 del ex NBA Tavares y el talento del futuro número 1 del draft NBA Doncic daban las primeras ventajas a los blancos: 9-15. Finalizó el primer cuarto con un ajustado 16-21.

El homenaje a los y las juniors campeones de Madrid y el posterior reto triplista de dos de ellos, Sonia Conejero y Nacho Arroyo, con un campeón de triples como Pedro Robles, abrió el segundo cuarto.

Y con un triple Sasha Cvetkovic anotaba la primera de Movsitar Estudiantes en este periodo (19-24), donde se acabaron las carreras y tocaba jugar más posicional. Chispazos de Hakanson y el propio Sasha mantenían al Estu en el partido, mientras los merengues mantenían en pista a descafeinados jugadores novatos como Carroll, Felipe, Llull o Thompkins: 25-28 a falta de cinco minutos para el descanso.

El MVP Llull en su regreso a ACB tras lesión y Tavares, otra vez Tavares, sumaban para la sección de baloncesto del club de la Castellana, ante las obviamente nada descafeinadas celebraciones de los cientos de aficionados merengues que se habían animado a comprar sus entradas para vivir un nada descafeinado derbi (25-33; 29-37). El “Landismo” hacía una fugaz aparición para que no rompieran el encuentro, pero Wonderboy Doncic, pese a que el tiempo pasa para todos y ya tiene 19 años, estaba más en forma en la primera mitad: 31-44 el descanso.

El Real Madrid CF salió con ganas de resolver rápido, y Movistar Estudiantes no encontraba cómo frenarlo, pese a los buenos triples de Brown y Suton (36-54). Una merecida técnica a Taylor no fue el punto de inflexión que necesitaban los colegiales, enmarañados en la nada descafeinada y sí muy intensa defensa madridista.

Landesberg desde fuera y Brizuela al contraataque daban algo de aire a los del Ramiro (42-57), pero ahora fue Landesberg el que se llevaba la técnica. No pintaba bien el derbi, con el Real Madrid anotando fácil y Movistar Estudiantes teniendo que sudar tinta para lograr cada canasta (47-67 a dos minutos para acabar el tercer cuarto) pero la grada se volcaba, intercambiando cánticos de fondo a fondo. Tocaba tener una fe nada racional, una fe demente, para creer en la remontada: 51-74.

Porque la sección no bajaba el pistón y llegaba a irse de 30: 56-86. Sin embargo, la grada no dejaba de animar y de dar una lección: la pancarta de “Yo sí te creo” de la Demencia fue tan aplaudida como los intentos de dignificar el marcador de Landesberg, Cvetkovic o Hakanson (66-88 mediado el cuarto, 71-90 a falta de 2:49…). Pero en ningún momento hubo opción alguna para la sorpresa, como dejaba claro Tavares una y otra vez, siempre bien acompañado de jugadores de clase europea con ganas de demostrar que no van a dejar que se les suba a las barbas el vecino pobre; y no cayó un nuevo gigante ante Movistar Estudiantes: 75-92.

Ahora, toca pensar ya en un nuevo duelo directo y otro campeón al que superar: el próximo domingo 6 de mayo llega Iberostar Tenerife, que para ese día ya tendrá su sucesor en el trono de la Basketball Champions League. ¿Intentamos volver a ser 13.200? 


Vote:    
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Relacionadas:
  Página 1 de 397 »
Patrocinador Principal

 

Patrocinadores

   

Patrocinador Técnico

 

Partner Tecnológico

 

Patrocinadores de cantera

  

Colaboradores Académicos

   

Proveedores oficiales


 
  
  
  
   

Colaboradores

 
  
  
  
  
 

 

Socios Institucionales

  

Media Partner

  
  
 

Socios Fundación Estudiantes

   
   
 

Colaboradores Fundación Estudiantes

  
  

Club Estudiantes de Baloncesto Copyright 2004-2018 Serrano 127, 28006 Madrid tlf: 91 562 40 22 fax:91 561 32 51

Diseñado por
broos